Copy

Ser Abuelos El Día De Hoy

Estas dos ultimas semanas he tenido una experiencia de aprendizaje que me gustaría compartir con ustedes mis lectores. ¡Cómo disfrutar de los nietos y no morir en el intento! Esta reflexión viene a raíz de haber estado conviviendo con mi nieto Benjamín durante catorce días seguidos. Pensando en ello me pregunto: ¿De que manera ejercer nuestro rol de abuelos?

Ser Abuelos

La tarea de ejercer positivamente la tarea de ser abuelos, demanda algunos aspectos a considerar.

  1. Sea creativo. Dependiendo del carácter y las inquietudes de cada niño, hay que ser creativos para disfrutar de ellos. Cada pequeño es diferente y por esa razón hay que conocerlo y buscar aquellas cosas buenas que le atraen para compartirlas con él. Observe a su nieto, escúchelo, y vea lo que le gusta, y entonces ponga su creatividad en acción, así atraerá su atención y entonces la pasarán bien. Recuerde, lo que a ellos les gusta no necesariamente es lo que le gusta a usted, pero se trata de ellos.
  1. Sea niño de nuevo. La edad, la experiencia y los modelos aprendidos, algunas veces nos impiden relacionarnos al mismo nivel con el niño. Dese permiso de jugar e interactuar con ellos, a tal punto, que sienta que a pesar de la diferencia generacional, usted participa en sus locuras y momentos de fantasía. Le aseguro que si se quita el traje de adulto, la pasará muy bien.
  1. Modele valores. No olvide que usted también está siendo observado e imitado por sus nietos. Los abuelos tenemos la gran oportunidad de sembrar valores en el corazón y la mente del pequeño. Para lograrlo, aproveche cada oportunidad y muéstrele lo que se debe y no debe hacer. Más que palabras dele ejemplo con sus acciones. En una oportunidad escuché a mi nieto responder de forma inapropiada a su abuela. Esto me dio la oportunidad de llevarle a la heladería, cosa que le fascina, y estando allí, le hice ver con palabras y ejemplos para su edad, lo inapropiado de su conducta. No le dije que debía pedir perdón a la abuela, sin embargo, cuando llegamos a casa se lanzó en sus brazos: “…abuela perdóname, por haberme portado mal contigo”. Siembra un valor en tu nieto y recogerás un hombre de principios.
  1. No desespere al niño. La tendencia es sobrecargarlos con muchas órdenes, y eso los desespera. Sí, es necesario establecer algunos pautas de conducta, pero tengamos cuidado de no tener tantas. Estando con Benjamín me percaté que lo mejor es establecer algunas normas con sus premios y castigos. Luego conversarlas dándoselas a conocer. Los niños necesitan saber lo que se espera de ellos, y no solo reacciones emocionales, cuando “supuestamente” viola alguna regla. Les asegura que esto funciona mejor que mil regaños al día.
  1. Invierta tiempo de calidad en ellos. Una cosa es estar con sus nietos y otra es involucrase con ellos. Los mejores momentos que pasé con Benjamín fue cuando tenía un propósito en mente. En oportunidades son ellos los que tienen la agenda, y en otras es usted quien la establece. El día que salí a pescar con mi nieto, él escogió la caña de pecar y todos los implementos que necesitábamos. (por cierto, pedí ayuda para armarla, ya que de caña no sabía nada) Al ir a pescar, él llevaba su caña muy orgullosamente, y me decía: “Abuelo, hoy vamos a cenar con pescadito” en ese momento yo rogaba por una pesca milagrosa. El tiempo de “intentar” pescar, fue de mucho intercambio de risas, de ayuda, de ver como se hacía; en fin, fue un tiempo muy enriquecedor. Ese fue un día maravilloso para mi nieto y para mí. Se que nunca lo olvidará. Por cierto, esa noche él cenó con “pescadito frito”.

Mis apreciados amigos, les animo a ejercer su papel de abuelos de forma amena, divertida y constructiva. Dios los bendiga.

Pastor Eliezer Pérez.


Share
Tweet
Forward to Friend
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Página Web
Página Web
Copyright © 2015 La Vida en Familia, All rights reserved.
unsubscribe from this list    update subscription preferences 

Email Marketing Powered by Mailchimp