Copy

¿Peleas con tu pareja? piensa en estos cinco aspectos

Las peleas son comunes en las parejas, sin embargo es importante tomar en cuenta algunos aspectos que ayudan a evitar que las diferencias tomen control de la relación, destruyendo la confianza y el respecto que debe existir entre ambos. Aquí te presento alguno de estos aspectos, esperando que te sirvan para mantener tus peleas bajo control y tu relación en armonía.

peleas

Identifica cual es el problema y enfréntalo. Cuando estamos en medio de una discusión, debemos preguntarnos: ¿Cuál es el verdadero problema? Al descubrir lo que está originando el desacuerdo, enfréntelo de manera directa y no divague en una discusión sin fin. Esto le ayudará a enfocarse en la búsqueda de soluciones, evitará que invierta demasiado tiempo en ello y sobre todo, evitará que la ira los perturbe y no lleguen a ninguna solución.

Enfócate en el problema y no en tu pareja. Un riesgo que se corre en una discusión, es atacar al otro. Ataque el conflicto y no a la persona. Si esta mal con su pareja por algo que le hizo, es comprensible, pero no por eso debe ofenderle, herirle o descalificarle. En vez de eso, enfóquese en resolver lo que genera la desavenencia. Tenga presente que los problemas pasan, pero su cónyuge seguirá con usted, no le cause heridas.

Reconoce cuando te equivocas y no te pongas orgulloso. La tendencia humana es no aceptar el error o equivocación con nuestro cónyuge. A pesar de que sabemos que él o ella tienen la razón, nos ponemos necios y persistimos en mantener una discusión sin sentido. Más fácil sería reconocer que la otra persona esta en lo cierto y que usted está equivocado. Haciendo esto ganará más respeto, autoridad y admiración de parte de su pareja. ¡Fuera el orgullo!

No pelees solo por pelear. Hay parejas que solo saben discutir, gritarse y maltratarse, porque se han habituado a ello. Si hay algo que te está molestando simplemente plantéalo en el momento apropiado, pero no hagas de tu hogar un cuadrilátero de Boxeo. Rompe con el mal hábito de las peleas constantes, para ello pregúntate: ¿Cuál es la razón de esta discusión? ¿Vale la pena pelear por esto? ¿puedo enfrentar esto de otra manera? Descarta las peleas innecesarias.

Perdona sinceramente y de corazón. Mis abuelos maternos llegaron a cumplir 65 años de feliz matrimonio. Cuando se le preguntaba al abuelo Vicente, cuál era el secreto de vivir tanto tiempo enamorado de mi abuela, el decía: “Pedir perdón y aprender a perdonar” Siempre vamos a cometer errores, equivocaciones, tomar malas decisiones y ofender a nuestra pareja.

Sin embargo, cuando aprendemos a reconocer nuestros errores y a pedir perdón somos libres de resentimientos, peleas interminables, y sobre todo del sentimiento de culpa.

También hay que perdonar. perdone a su cónyuge cuando se equivoque, dígale: yo te perdono por esto o aquello. Haciendo esto usted sanará las heridas, tanto de usted como del otro.

Espero que reflexione sobre cada aspecto y decida practicarlos. Lo más importante es seguir creciendo en la relación. ¡No te rindas!

Pastor, Eliezer Pérez


Share
Tweet
Forward to Friend
Facebook
Facebook
Twitter
Twitter
Página Web
Página Web
Copyright © 2015 La Vida en Familia, All rights reserved.
unsubscribe from this list    update subscription preferences 

Email Marketing Powered by Mailchimp