Copy
Facebook
Twitter
Instagram
REPORTAJE ESPECIAL

Toda desaparición es una catástrofe

México alcanzó esta semana la trágica cifra de 100 mil personas desaparecidas... y eso es únicamente la contabilidad que arroja el registro oficial, pues hay muchos más casos que no se denuncian. #FragmentosDeLaDesaparición, una investigación de Quinto Elemento Lab y A dónde van los desaparecidos, reconstruye parte de esa historia oculta dentro de la base de datos de desapariciones que el gobierno federal sigue sin hacer del todo pública. Es un caleidoscopio que muestra distintos fragmentos del fenómeno de la desaparición en México.

En el texto de apertura, Marcela Turati, Efraín Tzuc y Thelma Gómez explican que el crimen de la desaparición no es nuevo, pero se aceleró y se convirtió en una crisis humanitaria a partir de diciembre de 2006, cuando el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa lanzó la “guerra contra las drogas”. Desde ese año y hasta mayo de 2022, las cifras de personas desaparecidas tuvieron un incremento de 4,086%.

Lee aquí

Una mirada a los datos 

Hemos desarrollado una serie de visualizaciones que permiten explorar y  mirar desde distintas ópticas los datos oficiales sobre la desaparición de personas en México. Les invitamos a explorar y analizar estos datos a través de la colección de visualizaciones que encontrarán en la plataforma Observable. Debido al tamaño de las bases de datos, se pueden navegar mejor desde una computadora de escritorio o laptop y con una buena conexión a internet.
Disponible aquí

Uniendo los fragmentos

La información que utilizamos proviene de dos bases de datos: la Base de Datos de Personas No Localizadas, que administró el Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (Cenapi) de la Procuraduría General de la República (PGR), y del Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No Localizadas (RNPDNO), que está en uso actualmente. 

La primera base es pública; la base de datos del RNPDNO no lo es, y sólo es posible obtener datos si se hacen consultas “individuales”. Para este proyecto, se realizaron miles de consultas automatizadas —con el apoyo de la iniciativa MORLÁN—, para descargar, y así reconstruir, parte de esa base de datos.
Nuestra metodología

Contar para no buscar

En el segundo texto del especial, Efraín Tzuc narra la historia del registro de personas desaparecidas en México, una herramienta que desde su creación no ha servido para identificar y localizar a las personas ausentes, su objetivo inicial. En los tres sexenios que lleva en funcionamiento, ha mantenido quizás una única función: servir como un marcador opaco, incompleto y burocrático —no ajeno a oportunismo político, rasuramientos y ambigüedad de criterios— que oficializa la cifra de personas desaparecidas. 

Lee aquí

“Aún tenemos muchas preguntas”

En entrevista para El Financiero Bloomberg, Thelma Gómez, una de las autoras del texto de apertura del especial, comentó que mientras no haya investigaciones serias y una política de búsqueda real, son muchas las preguntas que seguirán surgiendo alrededor de la desaparición de personas. “Y lo peor de todo, es que son muchas las personas que todavía nos están faltando”, dijo.

Escúchala aquí

Te recordamos que durante los próximos días y semanas vendrán más historias.
Sigue nuestro especial completo aquí

Si quieres compartir esta información con tus amigxs y familiares,
puedes hacerlo aquí para que se suscriban.

Ayúdanos a llegar a más personas.

Si no deseas recibir este mail, da clic aquí.






This email was sent to <<Correo | Email Address>>
why did I get this?    unsubscribe from this list    update subscription preferences
A dónde van los desaparecidos · Medellín 33 · Colonia Roma Norte, CDMX 06700 · Mexico

Email Marketing Powered by Mailchimp