N° 134-  20 de febrero de 2015
Nuestra Palabra Compartir en:      



Estimado/a <<Nombre>>:

Un recurso pueril y agotado
 
En la misma semana en que centenares de miles de personas marcharon en todo el país para que se esclarezca la muerte del fiscal Alberto Nisman, los máximos representantes del kirchnerismo volvieron a utilizar la estrategia distractiva, ya desgastada, de culpar a Clarín de cualquier cosa que escapa al guión oficial.

Empecinados en mantener la mística en tiempos de desconcierto, los dos funcionarios de mayor confianza de Cristina Kirchner, Carlos Zannini y Oscar Parrilli, dieron pruebas de ser los mejores alumnos del relato y embistieron contra el Grupo Clarín y su CEO al informar sobre las reformas proyectadas para la Secretaría de Inteligencia.

Insólitamente -por la total ausencia de relación con el tema en cuestión-, los funcionarios acusaron a Clarín de una nutrida serie de disparates que van desde planes económicos fallidos hasta la apropiación de diarios en décadas pasadas. Todas acusaciones falsas, descabelladas e incoherentes, que fueron rebatidas una por una en nuestra sección Disparates (ver a continuación Los disparates…).

En esta obsesión por agitar fantasmas increíbles, Parrilli llegó a decir que Clarín inventó una testigo en el caso Nisman, un dislate que fue repetido por los voceros de siempre. Y las acusaciones siguieron: desde la supuesta “organización” de una marcha que fue convocada por los fiscales hasta el despropósito de Agustín Rossi, que llegó al absurdo de decir que el Grupo Clarín “quiere llevarse puesta a la fiscal Fein”, olvidando que son funcionarios del Gobierno los que la criticaron abiertamente, como Aníbal Fernández (quien la ridiculizó en público), o como se hizo desde la Procuración, “interpretando” sus comunicados.

Aunque parezca infantil, cuando desde el Gobierno no se encuentran respuestas, lo más fácil sigue siendo “echarle la culpa a Clarín”.


 
Boudou: el aporte del periodismo
 
El jueves la Cámara Federal confirmó por unanimidad el procesamiento del vicepresidente Amado Boudou y de otros funcionarios por los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública.
 
Tempranamente, en 2011 y 2012, periodistas como Jorge Lanata y Nicolás Wiñazki contribuyeron a sacar a la luz el caso en el que se investiga la apropiación de una fábrica de billetes por parte del entorno del vicepresidente de la Nación.
 
Su trabajo, como el de otros profesionales, fue central para que el caso fuera tomado por la Justicia y pudiera avanzar pese a las presiones y maniobras políticas para cerrarlo, que incluyeron hasta el desplazamiento del ex Procurador y la estatización de la imprenta.
 
Otra muestra del rol del periodismo.




 
Los disparates de Zannini y Parrilli
 
El 18 de febrero del 2015, durante las reuniones de Comisión en la Cámara de Diputados para reformar la Secretaría de Inteligencia, y a horas del inicio de la marcha por la muerte del fiscal Nisman, el secretario de Inteligencia, Oscar Parrilli y el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini, acusaron al Grupo Clarín de disparates varios, y en particular por la cobertura sobre la muerte del fiscal Nisman.

Zannini dijo: "El Gobierno está bajo un tiroteo permanente de parte de Clarín y la UIA cuando opera la gente de Rocca y Techint. Lo dijo Rodríguez Saá: a él lo sacó Clarín porque no quiso aplicar el proyecto económico que le presentaron".


La acusación es tan impresentable que ni el mismo Rodríguez Saá la puede explicar, o siquiera sostener. No se entiende como Clarín pudo haber pedido la devaluación (lo que ha sugerido Rodríguez Saá) cuando fue una de las empresas más afectadas por esa medida, ya que el Grupo tenía más del 95 por ciento de su deuda en dólares en el exterior. Es directamente grotesco sugerir ese disparate. Zannini, al igual que Rodríguez Saá, son ejemplos de quienes, antes de asumir sus propios fracasos, eligen acusar a la prensa para desviar responsabilidades.

El Secretario también dijo: "¿Un hombre que se fue apropiando de los diarios argentinos con una ley de la dictadura como la de Papel Prensa puede estar preocupado por la libertad de expresión y la democracia en la Argentina?”

Clarín jamás se apropió de ningún diario y tampoco compró ninguno en las décadas del 70 y 80, cuando se puso en marcha Papel Prensa, que es la empresa que le provee papel a todos los diarios de la Argentina. No por una ley, sino porque lo hace con calidad a precios competitivos. Los únicos diarios que compró Clarín fueron La Voz del Interior, Los Andes y La Razón, lo hizo a fines de la década del 90, y pagó precios millonarios por ellos, que no volvieron a repetirse en el mercado.
Muchos más diarios compraron los empresarios kirchneristas en la última década, con fondos provenientes de negocios con el Estado, y luego se vieron beneficiados con la arbitraria distribución de la publicidad oficial. Basta recorrer los títulos de Buenos Aires para ver cuántos de ellos terminaron en manos del Gobierno.

Y por último remató: “Están tratando de recuperar el lugar central en el que Menem los había puesto".

Pocos medios se enfrentaron tanto contra el menemismo como Clarín. Ya en el 93 el ex presidente lanzó una batería de medidas contra Clarín en represalia por sus investigaciones. Tras ser reelegido presidente en el 95, Menem dijo “le gané a los medios” en referencia a Clarín en particular. Fue justamente durante su segunda presidencia que Menem se dedicó a crear un multimedio propio con apoyo estatal para destruir a Clarín: se llamó el CEI.
 
Luego, durante su intervención, Parrilli dijo sobre la testigo que presenció el primer allanamiento al departamento del fiscal Nisman: “Están armando la nueva Farjat, la nueva Telpuk, la inventó Magnetto para que dejemos de discutir las cosas verdaderas y ver que pasó esa noche”.

La testigo no la inventó Clarín; por el contrario, el diario hizo un trabajo periodístico profesional. Luego de chequear de quién se trataba, la testigo fue entrevistada por Clarín sobre un hecho que justamente está en discusión: lo que pasó esa noche. Cualquier aporte de fuentes presenciales a un tema lleno de interrogantes y zonas grises es justamente uno de los roles del periodismo.
 
+ Leer los Disparates



 
La televisión acompañó con despliegue, información y buen rating

La marcha del silencio por la muerte del fiscal Nisman, copó casi toda la pantalla. Cerca de las 17.30, la señal Todo Noticias registró un pico de 7,9 puntos. Más tarde, El Trece lideraba la cobertura con 6,5 puntos. Las imágenes de la convocatoria masiva se extendieron luego en las ediciones centrales de los noticieros de cada canal. 19/02/2015.

+ Seguir leyendo
  La embajada belga pidió por la seguridad de una periodista

La embajada de Bélgica en Buenos Aires tomó contacto con la Cancillería para transmitir el pedido de protección consular que realizó la periodista belgoespañola Teresita Dussart, preocupada por el hostigamiento que sufrió de parte de medios oficialistas. 17/02/2015.

+ Seguir leyendo



 
 20 de febrero
Jorge Capitanich se refiere al nuevo procesamiento del Vicrepresidente Amado Boudou en el marco de la causa Ciccone, y denuncia la existencia de “un pacto de impunidad entre las corporaciones mediática y judicial”. Según el funcionario, se trata de una “embestida” de esos sectores contra los integrantes del Poder Ejecutivo.
 
 19 de febrero
El jefe de gabinete Jorge Capitanich denuncia que el Grupo Clarín intenta desplazar a la Dra. Gils Carbó, porque no quiere “una procuración independiente”. Además, agrega que Clarín quiere "manejar a su antojo la Justicia".
 
 18 de febrero
Agustín Rossi, titular del área de Defensa, opina que "Clarín y los nueve fiscales que convocan a la marcha" del silencio "se quieren llevar puesta a Fein", la fiscal a cargo de la investigación por la muerte de Alberto Nisman.
 
 17  de febrero
Clarín informa que la embajada belga pidió por la seguridad de la periodista Teresita Dussart, que reveló contradicciones entre los custodios del fiscal Nisman y fue hostigada por los medios oficialistas.

Carlos Heller, diputado del Partido Nuevo Encuentro, afirma en América 24, que “el Grupo Clarín opera para debilitar al gobierno para llegar a una situación electoral en la que el gobierno no tenga ninguna chance de continuidad”.
 
 15 de febrero
Sergio Urribarri, pre candidato K para la presidencia, denuncia que el Gobierno nacional sufre "un intento destituyente" de parte de sectores que "no le perdonan" medidas como la estatización de los fondos de las AFJP y la ley de medios.

En declaraciones a Radio Mitre, la diputada kirchnerista Diana Conti asegura que la denuncia del juez Pollicita, que retomó la presentación del fiscal Nisman contra la Presidenta y un ministro, “es parte de una estrategia que busca mantener en vilo a la sociedad y es sostenida por el grupo Clarín”.
 
 13 de febrero
Medios K: Indalo Media, del empresario kirchnerista Cristóbal López, adquiere el 60% del Grupo Ámbito, titular del Diario Ámbito Financiero, Buenos Aires Herald y El Ciudadano de Rosario.

+ Ver la Escalada completa



 
El Trece: Esperanza Mía en UHD

Por primera vez en Argentina Pol-ka incorpora cámaras con el novedoso formato UHD (Ultra High Definition) para su nueva producción, que ya se encuentra en pleno rodaje. La nueva comedia de Pol-ka para El Trece se llama Esperanza Mía y está protagonizada por Mariano Martínez y Lali Espósito.

En un nuevo hito para la televisión argentina, se utilizarán 6 cámaras para la grabación de estudios y exteriores con el objetivo de producir íntegramente de forma local el contenido en un formato nunca antes utilizado en televisión.
 
Para desuscribirse por favor haga click aquí

Para que un amigo reciba este Newsletter por favor haga click aquí para reenviar