N° 47-  26 de julio de 2013.

NUESTRA PALABRA

(Resumen periódico digital del Grupo Clarín)

Compartir en:      


 Estimado/a <<Nombre>>:


Insólitas teorías conspirativas K contra medios y periodistas

Esta semana, los ataques oficiales contra la prensa tomaron una nueva modalidad. Los blancos fueron directamente dos periodistas del Grupo Clarín a los que el Gobierno cuestionó simplemente por hacer su trabajo, buscando responsabilizarlos por cuestiones que justamente son responsabilidad de los poderes del Estado. Este giro de la estrategia oficial sigue el camino de sembrar teorías conspirativas frente a cualquier información que moleste al Gobierno, y tuvo otros capítulos grotescos con el intento de culpabilizar a Clarín por el aumento del pan o por los reclamos de la gendarmería. Ahora se cruza un nuevo límite, al elegir a profesionales de la prensa como objetivo directo de los ataques.
 
El caso más emblemático fue el de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner, que el lunes se refirió a una nota del diario Clarín publicada el día anterior en la que se mencionaba el riesgo de un enfrentamiento entre dos bandos de la barra brava de Boca, que finalmente, en los hechos, terminó dejando un saldo de dos muertos y al menos cuatro heridos. La presidenta acusó a Clarín de saber de antemano que estos hechos iban a suceder y sugirió una responsabilidad del periodista por haber alertado sobre esa posibilidad. Sin embargo, Clarín y su periodista hicieron lo que debe hacer cualquier medio de comunicación: investigar y poner en conocimiento de la sociedad la información que poseen. Lo hicieron, además, en un contexto de compromiso histórico, del diario y del Grupo, contra la violencia en el fútbol. Los medios del Grupo son los que más periodistas especializados tienen en esta temática, los que han descubierto acciones y complicidades a lo largo y ancho del fútbol argentino, los que han desarrollado campañas institucionales condenando estas actitudes. Acusarlos de tener algún tipo de responsabilidad en hechos como el del domingo (cuando dieron información valiosa que podría haber ayudado a prevenirlos) es verdaderamente grave.
 
En la misma línea también se enmarcan las declaraciones radiales del periodista oficialista Víctor Hugo Morales contra Ricardo Canaletti, Canal Trece, y TN; a quienes llegó a acusar de plantar un testigo falso en la investigación del crimen de Angeles Rawson y de involucrar a un funcionario nacional en el caso. Lo insólito de esta acusación mereció una detallada y contundente réplica del propio Canaletti, donde explicó cómo ninguno de los medios del Grupo había difundido públicamente la versión de una testigo: “Nunca se dijo nada, ni por un segundo”, precisó. Y relató cómo el canal actuó con total responsabilidad al comunicar la denuncia recibida a personas intervinientes en la causa judicial, justamente para no interferir con la misma ni difundir versiones no chequeadas judicialmente.
 
En ambas situaciones, y en muchas otras, se intenta poner en cabeza de los medios y los periodistas responsabilidades inherentes al Estado, como la seguridad, la administración de justicia, el control de la inflación y tantas otras. Confundir maliciosamente las funciones y competencias de los distintos actores sociales, es otra forma de pintar la realidad de acuerdo a los intereses y necesidades del proyecto gobernante.

 
Un periodista no es policía ni funcionario judicial. Por Enrique Gastanaga.
Comunicado de ADEPA “Trasladando responsabilidades”.
Leer la respuesta de Ricardo Canaletti a las declaraciones de Víctor Hugo Morales sobre el caso Rawson.





El lunes 22/7/13, Clarín publicó, aunque no estaba obligado contractualmente, una nota de Martín Sivak para The New York Times International Weekly, titulada “Las escaramuzas en los medios de América Latina”.
Respecto al contenido de la nota, el Grupo Clarín (que no fue consultado para la misma), desea puntualizar lo siguiente:

  • Pese a que dice referirse a los “medios de América Latina”, de 11 párrafos sólo 2 (el primero y el noveno) aluden la región. Los 9 restantes se refieren exclusivamente a la Argentina y al Grupo Clarín.
  • Cuando un gobierno manipula escandalosamente la publicidad oficial, llevándola a 2 mil millones por año y destinándola toda a sus medios aliados; cuando prohíbe de manera inédita la publicidad privada en los medios críticos; cuando coopta -a través de empresarios amigos, de fondos públicos o de transacciones regulatorias- al 80% de los medios del país; cuando hace echar de esos medios a los periodistas que le molestan; cuando toma represalias contra ciudadanos, consultoras, ONGs y otros actores civiles simplemente por opinar diferente; cuando escracha a periodistas no adictos o los hace perseguir por organismos del Estado… Todo ello es, sin duda, amenazar la libertad de expresión (y estos son hechos, no sólo “reclamos” de las empresas de medios).
  • Desde el inicio del ciclo kirchnerista, Clarín respaldó ciertas medidas –algunas de ellas iniciadas previamente (contención del conflicto social, renovación de la Corte Suprema, renegociación de la deuda externa)- y fue crítico de otras: el diario acuñó el término superpoderes para referirse a la delegación de funciones legislativas, fue de los primeros en señalar la crisis energética, la escalada inflacionaria y la manipulación del Indec; se opuso a la primera reforma del consejo de la magistratura; criticó el manejo de la inseguridad, etcétera. Y lejos de ignorar la corrupción, sus equipos periodísticos tuvieron hallazgos relevantes en los casos más emblemáticos de ese período: Skanska, Picolotti y Antonini Wilson.
  • La incomodidad de los Kirchner con Clarín, al que nunca pudieron cooptar, ya era visible tempranamente. En 2004, la comitiva que acompañó a Néstor Kirchner a China lo escuchó proferir fuertes insultos contra el diario y su CEO; ese mismo año, intentó seducir el titular del grupo español Prisa, Jesús de Polanco, instándolo a que lanzara un diario en Argentina para competir con Clarín; y Horacio Verbitsky ha escrito que Kirchner le dijo que tenía que favorecer a los grupos Vila-Manzano y Hadad para limitar a Clarín.
  • Lo que pasó entre el Gobierno y Clarín es lo que pasa cuando el poder político profundiza sus errores y no tolera que nadie se los señale. Aunque su incomodidad con el periodismo crítico ya había tenido capítulos resonantes antes de 2008, a partir de entonces eclosionó por la dimensión que le dio el kirchnerismo al conflicto con el campo: el Gobierno no aceptó un periodismo que no hiciera militancia a su favor en dicha disputa.
  • La fusión del cable, que algunos señalan como una concesión, fue un procedimiento administrativo que duró 14 meses (más que las fusiones de Movicom y Unifon, o de Brahma y Quilmes) y que recibió la aprobación de los tres miembros de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia. Dicha operación fue similar a la que llevaron adelante los principales cables del mundo, desde Time Warner y Comcast hasta Net, VTR y muchos más. Lejos de restringir la competencia, la incentivó: desde 2007 los principales competidores de Cablevisión (DirecTV y Telecentro), tuvieron tasas de crecimiento muy superiores a la primera (DirecTV 219%, Telecentro 103%, Cablevisión 15%). Hoy, Cablevisión-Fibertel tiene bastante menos participación de mercado (en video e Internet) que las principales compañías de cable de países europeos y latinoamericanos.
  • Clarín no tiene 264 licencias. Tiene 12 licencias de radiodifusión, las únicas que usan espectro. Y brinda cable a traves de 158 licencias locales que no usan espectro, y que operan en 12 provincias de la Argentina. Licencias que además fueron otorgadas según el marco legal vigente, que se pretende modificar retroactivamente violando derechos adquiridos. Mucho menos que sus competidores directos DirecTV, Telefónica o Telecom (que operan en 2200 localidades en las 25 provincias).
  • Lejos de ser un problema para la democracia, hoy el Grupo Clarín encarna el escaso espacio que queda para la opinión crítica, la investigación periodística y el debate plural en el universo audiovisual argentino. La inmensa mayoría de las radios, canales abiertos y señales de cable están subvencionados por el Gobierno o se vieron obligados a transar con él para no ser declarados ilegales.
  • Lejos de depender del Estado para “la publicidad, los créditos y otros beneficios”, la conformación del Grupo Clarín es lo que le ha permitido subsistir estos cinco años pese a una avanzada estatal inédita en democracia, con más de 500 acciones contra el Grupo. El Grupo no recibe publicidad oficial ni explota concesiones estatales como la mayoría de sus competidores (casinos, telefonía, energía, petróleo, obras públicas). Se dedicó y se dedica a los medios de comunicación, y así ha construido su sustentabilidad para, justamente, no convertirse en rehén de los gobiernos.
  • Por eso, lo que está en juego hoy en la Argentina es mucho más que una cuestión patrimonial o empresaria. Es la posibilidad real de que haya medios independientes –económica y por ende editorialmente- del poder político de turno.

Lesa Humanidad: doble estándar y reescritura de la historia


Esta semana distintos representantes de la oposición y del kirchnerimo presentaron diversas impugnaciones al pliego de César Milani como jefe del Ejército. La Presidenta utilizó la cadena nacional para respaldar al militar. En ese mismo acto y sin ninguna justificación, pretendió volver a vincular la adquisición de Papel Prensa con delitos de lesa humanidad.

Desde que el kirchnerismo inició su etapa más violenta contra la prensa, ha pretendido reescribir la historia con el objetivo de vincular al Grupo Clarín y a sus accionistas con delitos de lesa humanidad. Los casos más claros son la adopción de los hermanos Noble Herrera y la compra de Papel Prensa.

En el caso Noble Herrera ya se comprobó científicamente que los hijos de la directora de Clarín no son hijos de personas desaparecidas. En el caso Papel Prensa, la justicia federal de La Plata, que investigó el secuestro de los Graiver en el denominado “Circuito Camps”, dejó expresado por escrito, en el año 2010, que ni el Sr. Héctor Magnetto ni el Sr. Bartolomé Mitre (a quien el Gobierno suele incluir en sus acusaciones mediáticas) están imputados ni investigados por delito alguno en esa causa. Obviamente no podrían estarlo, porque la operación de compra de acciones de Papel Prensa por los diarios Clarín, La Nación y La Razón se realizó el 2 de noviembre de 1976, casi cinco meses antes de la detención ilegal de los Graiver. Esta compra se concretó luego de una negociación de los 3 diarios con el Grupo Graiver que fue liderada por el hermano del banquero fallecido, Isidoro Graiver, quien dijo públicamente en 2010 que no había sido amenazado ni presionado para vender la empresa a los diarios y que nada tenía que reclamarles. Lo mismo sostuvo María Sol Graiver, hija del banquero. Ambos publicaron sendas solicitadas con su testimonio, además de ratificarlo ante la Justicia (
ver explicación completa).

Estos casos son claros ejemplos del doble estándar en materia de derechos humanos que maneja el kirchnerismo.





Un índice para medir la censura K
  • Diputados de distintos partidos políticos dieron a conocer esta semana el denominado “Índice de censura”. Se trata de una herramienta que tiene como objetivo difundir cómo los medios gráficos pierden avisos publicitarios debido a la prohibición de Guillermo Moreno a supermercadistas y cadenas de electrodomésticos, de pautar sus avisos en los medios independientes.
  • Mientras que en junio de este año sólo hubo 152 páginas con avisos privados en los 17 diarios analizados, en el mismo mes de 2012 (cuando no había cepo) el promedio fue de 570 páginas mensuales con publicidad privada.
  • Es decir, el cepo publicitario generó una caída del 73% de los avisos de anunciantes privados publicados.



25 de julio

• En plena campaña electoral, el legislador K Carlos Kunkel se esfuerza por negar las versiones que dan cuenta de un proyecto de reforma constitucional. Kunkel dice que"esto lo ha instalado Héctor Magnetto, tratando de disimular que se apropió de muchas empresas bajo la tortura y asesinato de los dueños".

23 de julio

• Por cadena nacional, Cristina Kirchner avala con fuerza la continuidad del militar César Milani. “No voy a aceptar ningún linchamiento mediático de ningún interés empresarial que no le interesan ni las víctimas, ni las Fuerzas Armadas ni los derechos humanos”, agrega la Presidenta.

22 de julio


 
• El Ministro Julio De Vido sale al cruce del informe de Periodismo para Todos que da cuenta de sus  vinculaciones con la consultora “Consular”, una de las principales contratistas del Estado. El funcionario realiza su descargo señalando que las denuncias realizadas en el programa de El Trece tienen como objetivo “poner en duda mi honorabilidad para dañar al proyecto político del que formo parte desde hace más de 25 años”.
 
• Tras el informe del CELS que desaconseja la designación del nuevo jefe del Ejército César Milani por su supuesta vinculación con crímenes de lesa humanidad, Aníbal Fernández dice que no se va a “prestar a ningún linchamiento que propone Clarín”, aunque la nota a la Comisión de Acuerdo del Senado es enviada por la organización presidida por un aliado K: Horacio Verbitsky.

21 de julio

• Estela de Carlotto, Presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo y férrea defensora del kirchnerismo, se refiere en Radio Mitre al tratamiento del ascenso de César Milani a teniente general. En ese contexto, señala que “le hace mal a la Argentina que una persona como Lanata desinforme a la población”, y acusa al CEO de Clarín, Héctor Magnetto, de “delincuente”.

17 de julio

• Intentando desmentir la existencia de acciones para allanar el camino para una posible intervención del Grupo Clarín, en declaraciones radiales, el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli, señala que "el Grupo Clarín tergiversa y se victimiza".

+ Ver la Escalada completa





+ Leer más disparates




Clarín Rural premió a innovadores en el desarrollo agropecuario.
Clarín Rural distinguió el jueves, en el marco de la Rural de Palermo, a un selecto grupo de personalidades destacadas por su aporte al desarrollo agropecuario. Asistieron el titular de la Rural, Luis Miguel Etchevehere y su vice Daniel Pellegrina; el titular de CRA, Rubén Ferrero, y los presidentes de las cámaras de la agroindustria y la tecnología del sector. Abrió el acto el Director del área institucional del Grupo Clarín, Saturnino Herrero Mitjans, quien destacó que es la undécima edición de la entrega de estos testimonios, “que significan un reconocimiento a la gestión en distintos ámbitos de la actividad, desde la academia al desarrollo tecnológico y productivo”.

+ Más información.



Clarín para Chrome.
Ya está disponible para su descarga en el Web Store la extensión de Clarín para Chrome. Esta flamante versión contiene una serie de agregados. Hay mejoras en las notificaciones, que se actualizan al instante en que son publicadas en la portada del diario mediante una ventana editable, y se agrega también la opción para compartir todas las notas en las redes sociales. Además, el usuario podrá buscar la noticia que quiera a través del buscador, destacado y mejor ubicado, sin necesidad de pasar por el sitio.

+ Más información.


 
Una distinción cultural para un fotógrafo de Clarín.
La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires ha nombrado Personalidad Destacada de la Cultura al fotógrafo Eduardo Longoni, en reconocimiento a su trayectoria. Longoni es el autor de fotos emblemáticas como las que retratan las rondas de las Madres de Plaza de Mayo, las que muestran la represión en la época de la dictadura militar, los levantamientos carapintadas, los atentados a la Embajada de Israel y la AMIA, y la crisis de 2001 o la mano de Dios de Maradona, todos momentos que ayudaron a forjar la historia del país. Longoni trabaja en Clarín desde 1990 como editor y fotógrafo.

+ Más información.
Email Marketing Powered by Mailchimp
Para desuscribirse por favor haga click aquí

Para que un amigo reciba este Newsletter por favor haga click aquí para reenviar