Copy
Ver en navegador
Foto de Karen Radkai para Vogue, 1954

Queridos míos:

No debería estar escribiendo esto, ni vosotros deberíais haber recibido esta carta hoy, el primer sábado de verano. Lo nuestro no tiene futuro. Es insostenible. Yo no tengo tiempo para mantener esta relación. Y sin embargo, aquí estamos. He sido incapaz de faltar a esta cita.

No sé cómo lo vamos a hacer. Puede que no haya OLA cada sábado, puede que termine antes o sean cartas mucho más cortas. Tendremos que ir decidiéndolo sobre la marcha. 

Confieso que no lo hago por vosotros, pero eso ya lo sabéis, porque a estas alturas seguro que ya me vais conociendo. Lo hago por mí

Escribiros cada semana me cuesta mucho más trabajo del que parece. A veces lo he tenido que hacer por adelantado y con cierta presión. Eso no me gusta. Eso atenta contra los principios sagrados de esta carta: las mañanas perezosas de dolce far niente, los desayunos interminables, las siestas a la sombra, el silencio de las calles desiertas, el calor del verano dilatando el tiempo y ralentizando el mundo. El placer de la nada.

Por otro lado, si no os escribo este verano, si no robo minutos de aquí y de allá para encontrarnos a escondidas en vuestro buzón cada sábado, ya no tengo excusa para abrir mi cajón mental de las cosas bonitas y esparcirlas por vuestra pantalla. Y eso no lo puedo permitir.

🔮 La música


Esta lleva siendo mi canción favorita desde hace más de un año. Es perfecta para la noche de San Juan. Aunque no hagáis nada más que quedaros en casa e iros temprano a la cama, podéis escucharla a oscuras. Es mágica y arde como una hoguera.*

🍦El placer

Hay quien todavía me recuerda por aquel blog que tuve en otra vida en el que escribí una oda a las Lays Vinagreta y a la Pantera Rosa (¿os podéis creer que Bimbo me mandó una caja llena? Mi mayor logro profesional). En mi vida actual esos dos alimentos siguen siendo sagrados y los como con la misma ceremonia que entonces. Pero también escribí sobre un helado que me obsesionaba: el Nestlé Cheesecake. Y ahora este helado ha vuelto reinventado bajo el nombre de Nuii (os prometo que no me pagan por hablar de él como si fuera Batman). Lo he probado y es aún mejor. Más fino, más sofisticado, sin dejar de ser un placer de andar por casa o por cualquier bar. Justo lo que nos gusta aquí en OLA. 

🌴 La ambientación  


Pocas cosas representan tan bien el espíritu de esta carta y me hacen instantáneamente feliz como las ilustraciones de Ohkii Studio, llenas de playas, plantas y chicas leyendo (el verano que me interesa). Lo que no sabía es que hace unos años creó una colección de preciosos pañuelos inspirados en Evil Under the Sun, la novela de Agatha Christie. Hay uno incluso con el retrato de Poirot y Lady Arlena Stewart, la protagonista. ¿Por qué estos pañuelos no están en mi poder desde entonces? Este es el verdadero misterio.

🤔  La reflexión


Hay muchos pero no suficientes artículos sobre por qué las mujeres no tenemos la obligación de ser o estar guapas ni se lo debemos a nadie. Espero que cada vez haya más. Espero que acabemos con esa mentira de que todas las personas somos bellas a nuestra manera. No, no todas lo somos. Y no, no hace falta. La belleza es maravillosa pero no imprescindible para vivir en paz y ser feliz. 
Hay muchos artículos sobre el tema, pero siempre me acuerdo de este de Haley Nahman. Cada vez que no quiero que me hagan fotos porque salgo mal o estoy horrible, me acuerdo de ese chico en Berlín diciendo «Who told you that you always have to look good?».
Esta carta ha sido un poco más corta, pero a mí me ha resultado igual de refrescante. Qué emoción que nos volvamos a encontrar. Decidme si vosotros también tenéis ganas de OLA estos meses y si no, por favor, daos de baja aquí. En cualquier caso os deseo el mejor de los veranos.

Con cariño,
Carmen
P.D.:

🔍 Puedes encontrarme también en Instagram y Twitter.

💌 Usa este enlace para compartir la carta en redes sociales o reenvíala.

📫 Si has llegado aquí por casualidad, suscríbete.
*. Lo que se escucha al principio del tema es el pitido de la sonda Voyager (!!!). TODO sobre esta canción es fascinante y podéis leerlo aquí.
Copyright © 2019 Carmen Pacheco, Todos los derechos reservados.
Carmen Pacheco C/ Princesa Madrid, 28008 Spain

Puedes cambiar tu correo o darte de baja.

Email Marketing Powered by Mailchimp