Copy
Ver en navegador
Foto de Jeanloup Sieff, 1977.
 

 


Queridos míos:

Os escribo desde mi paraíso particular prestado, que es la casa de mi hermana. Es una casa peculiar con un jardín muy grande en el que hay diseminadas varias construcciones. La última que han reformado es una casita para invitados con una habitación y un baño propio. Ahí es donde he dormido estos días que postulan para ser los más felices de mi verano. ¿Pero y las noches? Las noches en ese cuarto han sido extrañas y perfectas a su manera.

Un jardín grande y algo salvaje, fuera de la ciudad, se convierte al anochecer en un campo de batalla. La naturaleza reclama su territorio. La oscuridad se llena de ladridos lejanos y ruidos difícilmente identificables para una criatura urbana. Desde mi cama, pegada a la ventana abierta, podía ver la sombra de un ficus gigantesco que flanquea la construcción. Este árbol da cobijo a todo un ecosistema y está en continua actividad por la noche soltando hojas y frutos que crujen al caer. 

Todas estas noches me he despertado en medio de la oscuridad, sin miedo pero alerta, tratando de identificar la sinfonía de ruidos desconocidos y el paisaje de sombras en el jardín. Con la sensación mareante de estar conectada a otras noches de mi vida: en una cabaña en medio de la jungla, en una tienda de campaña o en el cortijo de mi abuela. Noches extrañas de verano que te recuerdan que el mundo es más grande y emocionante de lo que parece de día.

Una vez os conté que cada vez que estaba sola en un hotel conocía a una versión nueva de mí misma. Lo que me ha pasado esta vez es que me he reencontrado con una parte de mí que echaba mucho de menos.

 💔 La canción


Normalmente yo decido qué canción va en cada carta, pero en ocasiones es la canción la que decide por sí misma, impone su presencia aquí y no hay mucho que yo pueda argumentar en contra. Esta es una de esas veces.

 🍃 La fiebre


Para ser alguien que recomienda tantas cosas, no creáis que yo hago mucho caso de las recomendaciones de los demás. Soy un poco imposible para esto. Cuando Beatriz, una lectora de estas cartas, me escribió y me habló de Li Ziqi solo pinché en el enlace porque me sonaba a chino literalmente. Y todo lo que pasa en China me interesa mucho. Me alegro de haber hecho una excepción, porque, más que los vídeos de esta youtuber, lo que me alucina es el fenómeno que representa y la vuelta en nuestros tiempos del género bucólico. La vida en el campo edulcorada, embellecida, sin dejar de ser ni más ni menos que la vida en el campo. ¿Por qué fascina a millones de personas? No me lo digáis, que vivo en Madrid.

🏃🏻‍♀️ La aventurera


Seguro que vosotros también conocéis a alguien con quien coincidís durante años en eventos sociales y con quien os gusta hablar porque os cae bien. Seguro que muchos habéis quedado con esa persona alguna vez y la habéis empezado a llamar amiga, cuando descubrís que más allá de lo superficial compartís muchas afinidades. Lo que quizá no es tan normal es que un buen día esa persona pase de amiga a criatura legendaria y empiece a hacer cosas más propias de un personaje de novela que de persona real. Esto es lo que me pasa a mí con Su cada vez que leo los hilos de sus viajes. ¿Cómo puede molar tanto esta mujer?

🦙 La artista


Carson Ellis es, desde hace años, una de las ilustradoras más copiadas del mundo. No es que ella no tenga sus referencias o se inspire en otros, pero solo hace falta echar un vistazo a sus libros ilustrados y saber un poco de su vida para entender de dónde viene tanto talento original: muchas horas a solas. Un enorme mundo interior. Todo en ella me parece auténtico y digo “auténtico” porque es de esas pocas personas capaz de dar sentido a una palabra tan gastada. Cada vez que aparece en mi feed de Instagram, me recuerda que la vida puede ser como tú quieras hacerla.
Y aquí termina mi carta de hoy. Espero que hayáis salido durante un ratito de vuestro mundo para volver a él con más ganas.

Con cariño,
Carmen
P.D.:

Uno podría pensar que estar suscrito a una newsletter es fácil, porque no hay que hacer nada salvo recibirla. ¡Pues no lo es! A muchos lectores les llegó OLA la semana pasada pero no la anterior. Y viceversa. Si alguna semana no os llega, buscadme en las promociones o el spam y, por lo que más queráis, llevadme a un sitio más digno.

También podéis mirar mi Twitter o mi Instagram porque siempre avisaré en caso de que no pueda mandarla.

💌 Con este enlace puedes compartir la carta en redes sociales.

👋 Aquí puedes darte de baja. ¡No hard feelings!

📫 Y si has llegado aquí por casualidad y te gusta, suscríbete.
*. Que no os eche para atrás el estilo megaproducido de los últimos vídeos de Li Ziqi. Hasta hace poco, ¡lo hacía todo ella! De verdad que me cuesta procesarlo.
Copyright © 2019 Carmen Pacheco, Todos los derechos reservados.
Carmen Pacheco C/ Princesa Madrid, 28008 Spain

Puedes cambiar tu correo o darte de baja.

Email Marketing Powered by Mailchimp