Copy
Ver en navegador
Foto de Ed Freeman.
Queridos míos:

Me alegra comunicaros que esta carta está íntegramente pensada en el interior de una piscina y escrita desde un porche frente a ella. Al fin es verdadero verano para mí. Si vosotros aún no habéis podido disfrutar de placeres estivales, por favor no me odiéis. No por mí, que en realidad me da igual, sino por vuestro bien. El enfado es una de las emociones que más aumentan la temperatura corporal y esta carta va de refrescarse

Agua, sombra, brisa, hielo… En realidad el método más efectivo para evitar el calor es el aire acondicionado, pero por su calidad oficinesca no pertenece a esta carta sino a otra. ¿Puedo de verdad yo escribir algo que os refresque? No lo sé, pero tiene gracia intentarlo. Me recordaba mi hermana aquella moda televisiva de los noventa de grabar ediciones «refrescantes» de los programas habituales mudando el set a una piscina. Como si ver a presentadores y tertulianos a remojo en un paisaje de costa lograra bajar la temperatura media de los hogares españoles. Maravillosa idea. Ojalá vuelva a ponerse de moda.

Estos días intentaré refrescarme y cumplir mucho de lo que apunté en mi lista del verano (podéis verla en mi Instagram). También he subido por fin algunas de las listas que me mandasteis para que os sirvan de inspiración.  

👁 El imaginario

Más imágenes aquí.

🎶 El tema


Vespertine de Björk es una oda al frío. Pero no al frío húmedo y miserable ni al frío tipo se-me-ha-roto-la-caldera, sino al de los palacios de hielo donde viven criaturas celestes y cristalinas que cantan con voces angelicales. Es un disco mágico y este tema en concreto, Aurora, usa como base el sonido de los pasos sobre la nieve. Más fresco que eso, imposible.

☠️  El brebaje 

Había pensado en recomendaros un cóctel helado esta semana, pero en realidad las bebidas alcohólicas sirven más para abandonarse al calor (actividad completamente legítima) que para combatirlo. Así que perdonadme que en 2018 os recomiende un batido verde, pero aquí va: espinacas, pera, un trocito de jengibre, un poco de hierbabuena y bastante hielo. Os prometo que a cada trago notaréis cómo vais mutando en uno de esos seres superiores, dinámicos, activos, nunca sudorosos. Por desgracia, el efecto no es permanente.

🔪 El escalofrío

Sí, podéis leer novelas negras nórdicas para imaginaros rodeados de nieve. Pero si queréis sentir verdaderos escalofríos, si queréis interrumpir la lectura para ir hasta la puerta y echar el cerrojo (como tuve que hacer yo), probad con esta novela de Karin Slaughter (editada en español como Flores Cortadas). Advierto que tiene escenas explícitas y algo desagradables, así que quizá no es para todo el mundo. A mí me encantó. No solo porque pasé miedo sino porque la trama está bien cerrada, tiene el ritmo perfecto y logra ponerte la piel de gallina, sea cual sea la temperatura ambiente.

❄️ La exquisitez


Pocos lugares hay más especiales y evocadores en verano que la sombra de las higueras. Y pocos alimentos más típicos de la estación que los helados. Así que, o bien podéis ir a la sombra de una higuera y comeros un helado o bien podéis comeros un helado de sombra de higuera. «Será helado de higo» fue lo que dije yo antes de probarlo. Pero no, el nombre no es un recurso poético; sabe exactatamente a lo que promete. Y por eso es mágico. Y por eso, si vais a Logroño, tenéis que tomaros uno y acordaros de mí.

🙋🏻‍♀️ El spam


Vuelvo a poner por aquí Troll Corporation, el último libro que he publicado con mi hermana. Mentiría si digo que es una lectura «refrescante». El humor de la serie es bastante cáustico, pero «te ríes porque es verdad».

🌠 La perspectiva


¿Sabéis donde hace mucho fresquito? En el espacio. Bueno, según lo cerca del sol que estés, puedes morir calcinado o congelado en apenas unos segundos. Es un bonito pensamiento para valorar ese agradable término medio que permite la existencia de vida en nuestro planeta, al menos de momento. Si queréis una buena excusa para daros un paseo nocturno a la fresca y poner las cosas en perspectiva, os cuento que la Estación Espacial Internacional que orbita a en torno a la Tierra es visible cada noche durante unos segundos. Existe una app que nos avisa de cuándo podemos verla y hacia dónde tenemos que mirar
Me despido aquí, con un beso helado en la frente. Esta semana daos un buen baño o al menos una ducha fría a mi salud.


Con cariño,
Carmen
 
P.D.:

🐾 Estoy al otro lado de este email y en Instagram y Twitter.

💌 Para compartir esta carta reenvíala o usa este enlace.

💞 Si has llegado por casualidad y te gusta, apúntate.

Aquí el archivo con todos los números de OLA. 

👋  Y si estas cartas no son lo tuyo, date de baja. ¡Que pases un feliz verano!
Copyright © 2018 Carmen Pacheco, Todos los derechos reservados.
Carmen Pacheco C/ Princesa Madrid, 28008 Spain

Puedes cambiar tu correo o darte de baja.

Email Marketing Powered by Mailchimp